Dí Capacidad

II Jornadas en TAPSD

Hace un tiempo os hablaba de qué era y qué había significado para mí contar con la figura del o de la asistente personal. En la mañana de ayer asistí a las II Jornadas de Técnicos en Atención a Personas en Situación de Dependencia: “Nuevos Modelos y Buenas Prácticas en la Promoción de la Autonomía realizada en la Asociación Casa Beneficencia (Valladolid).
Esta segunda jornada fue presentada por Dña. Isabel Martin, profesora en el grado de formación profesional de Técnicos en Atención a Personas en Situación de Dependencia (TAPSD en adelante) impartido en el Colegio La Milagrosa y Santa Florentina que estuvo acompañada por D. Ignacio Serrano, Presidente de dicha asociación, Dña. Rafaela Romero, Concejala Delegada General de Servicios Sociales del Ayuntamiento y del Jefe del Área de Inspección, D. Juan Carlos Sanz. Todos ellos recalcaron la importancia de la existencia y desarrollo de esta figura en el ámbito formativo y social.
Fue un encuentro muy intenso en el que profesionales de las diferentes entidades y asociaciones así como antiguos estudiantes del módulo anteriormente mencionado desarrollan su trabajo, lo que significa para ellos y sus vivencias profesionales. Como es el caso de Elena Torices, quien ha estudiado el grado medio y que actualmente ejerce su trabajo en los meses de verano como asistente de enfermería en el Campamento Aspaym y como asistente personal en el encuentro juvenil Olympic Multipeople. Irene Días de Caso, por su parte es asistente técnica educativa en el Colegio del Corro con niños y jóvenes con síndrome de espectro autismo desde por la mañana hasta que salen del centro con el objetivo de que haya una educación coordinada entre la escuela y el hogar del niño. Por su parte, Natalia Rodríguez es TAPSD en la Asociación de Alzheimer de Valladolid realizó allí las prácticas del módulo, posteriormente cubrió puestos de trabajo de compañeros y actualmente está trabajando allí. Recalca que las personas con las que trabaja necesitan un trato individualizado. Y que adquirir confianza para desempeñar tu trabajo es fundamental, que se pueden conseguir con pequeños trucos. Sara Quijano también trabaja como TAPSD en Centro Especial Padre Zegrí quién al igual que Natalia, realizó allí las prácticas. Posteriormente trabajó durante 6 meses en el centro de día y finalmente le han hecho un contrato fijo en la residencia. Miguel Rodríguez es otro de los alumnos que ha contado su experiencia en prácticas, las cuales, está realizando en Polonia a través del Instituto de la Juventud en un centro de día de personas con diversidad funcional intelectual.
Diferentes entidades como Predif Castilla y León o Plena Inclusión Castilla y León explicaron como gestionan y como desarrollan la figura del asistente personal (AP, en adelante) respaldados por CERMI defendiendo la autonomía de las personas con discapacidad y la filosofía de Vida Independiente. Plena Inclusión Castilla y León destaca además la importancia de trabajar de manera coordina con los profesionales, las entidades y las familias así como también con la Administración Pública. A través del testimonio de diferentes AP y de Rocio Molpeceres como persona con discapacidad pudimos conocer de primera mano como trabajan las entidades.
Diferentes asociaciones como Autismo Valladolid ve la figura del AP como una herramienta de autonomía y de formación para guiarles acompañada de otras figuras como, por ejemplo, un logopeda o un terapeuta ocupacional, según el caso. La Asociación de Enfermedades Raras de Castilla y León ve la figura del AP como un apoyo, un respiro para las familias en su carga económica y emocional, además es ideal para el ocio. Pero a día de hoy no se plantean abarcar más en este figura por el coste económico que deben desembolsar en aspectos como intervenciones quirúrgicas, por ejemplo. Representantes de la asociación de personas en situación de dependencia reclaman que una partida económica para la asistencia personal.
Por su parte, El Puente defiende también que el o la AP debe ser un trabajo desempeñado de manera voluntaria, con tareas concretas, pactadas entre ambos y que el asistente debe tener capacidad de adaptación continúa y flexibilidad. El caso de la persona que lo solicita se estudia en profundidad.
El Consejo de la Juventud de Castilla y León también relató su experiencia con esta figura del AP en su actividad veraniega Olympic Multipeple, un encuentro de jóvenes durante cuatro o cinco días con la colaboración de Aspaym Castilla y León así como en las 56 actividades que tienen programadas para este año en las que también podrán estar los AP. Pero no solo los jóvenes tienen derecho y necesidad de un AP, también los mayores. En su caso, los AP deben prestar atención a sus historias de vida. Una manera de conocer las mismas es mediante diferentes talleres que se realicen. Tener en cuenta el pasado y el presente de los mayores e introducir una visión más social a la hora de trabajar en los Centros Integrados y Centros De Día, estos son los aspectos que ha recalcado Laura Cantero, su directora.
También se ha hablado de inclusión social y salud mental junto con FEAPES (El Puente) y el Centro Especial Padre Zegrí. La importancia de la accesibilidad cognitiva y señalética en el Museo de la Ciencia y la asistencia de perros en las personas mayores con Can-Sonrisas

La figura del AP es necesaria para todo tipo personas dependientes. Y gracias a encuentros como estos se buscan sinergias y se ponen de manifiesto las correctas prácticas.

Aquí os dejo un pequeña galería de fotografías:

Anterior

Alguien te dejo marchar

Siguiente

Perderse