Munay

Si tiene que pasar, pasará

Y ahora sé lo que es amar,
Tan distinto a lo anterior,
Y a pesar del qué dirán
Tengo listo el corazón.

                                   Merche – ‘Te Espero Cada Noche’

Y de repente apareciste tú. Una mirada me basto para saberlo, aunque creo que algo tuvo que ver también el calor que hacía aquel medio día, quemaba. Apareciste así. Y yo no me lo esperaba.

Y aún hoy, meses después sigo sin creérmelo. Desde ese día se me escapa una sonrisa tonta cada vez que me acuerdo de ti. ¿Qué le voy a hacer si me has roto los esquemas? Quizás lo mejor sea dejar que el tiempo decida, dejarme llevar. Sentir sin más.

Pero tengo miedo. Miedo de que esta tontería se me escape entre los dedos, miedo a cometer un error, a que las mariposas se revuelvan en mis entrañas. Miedo a perder-te.

Porque tan solo unas cuantas semanas fueron suficientes para darme cuenta de que tú no eres como los demás – o puede que sí, pero yo no lo vi – y desde el primer minuto me di cuenta de que sabías ver más allá, habías conseguido romper esa barrera que conmigo pocas personas se atreven a saltar. Y desde entonces no sé qué hacer contigo. Porque nunca antes me habían hecho sentir así. Así de bien, por dentro y por fuera.

Así que no voy a forzar nada, no me voy a arriesgar, por la simple razón de que no quiero dejar de sentirme así, como tú me haces sentir. Si tiene que pasar pasará. Yo solo me dejaré llevar…

Leave a Reply

Siguiente

Otoño – Octubre