Munay

Perderse

¿Nunca has tenido la sensación de estar perdiendo el tiempo? ¿De que no estas donde quieres estar? Que te pasas los días y las semanas haciendo lo que se espera que hagas…pero que realmente eso no te llena, ni te motiva, ni te hace feliz…que sabes perfectamente que te gustaría hacer y en donde te gustaría estar pero no sabes muy bien cuál es el camino que debes escoger para llegar hasta ese punto. Ese momento vital en el que te dan ganas de coger, pararlo todo, dejarlo en stand by, coger un tren o un avión y perderte. Perderte y respirar. Perderte para volverte a encontrar.  Sin reloj. Sin tiempo. Sin presión. Sin que nadie te espere. Sin que tengas que estar pendiente.  Sin horarios. Solo tú. Escribir. Sentir. Sentir lo que escribes. Escribir lo que sientes. Y que se quede guardado para ti en un archivo de Word hasta que lo vuelvas a abrir, quien sabe cuánto tiempo después. Que escribas mientras suena una playlist que va a la perfección con tu estado de ánimo. Que por unas horas no pienses en dónde estarás o qué harás dentro de unos cuantos meses. Si habrás cumplido o no con los objetivos que te marcaste. Que hayas cumplido con lo que se esperaba de ti. Y ojo, las expectativas son altas. (Quizás demasiado). Simplemente respirar. En otro lugar. Donde nadie te conozca. Donde nadie te espere. Donde nadie te diga lo que tienes que hacer. Y mucho menos para cuándo. Tú eres la que decides. Porque solo estás tú. Sola. Y, a veces, solo a veces, es lo único que hace falta para encontrarse con uno mismo. Dejarlo todo en pausa y respirar. Esa, quizás, sea la primera vez en mucho tiempo, en la que sientas que no has perdido el tiempo.

Leave a Reply

Anterior

II Jornadas en TAPSD

Siguiente

Capital