Munay

Demasiado tarde

Y ahora sé que es demasiado tarde. Que ya no hay marcha atrás. Que lo que pudo ser no será, al menos, por ahora. Todo por no atreverme. He perdido mi oportunidad. La oportunidad de decirte lo que hay aquí dentro, de decirte lo que siento. Y lo peor de todo es que yo no he dejado de imaginarte conmigo aún. Y es ahora cuando me he dado cuenta de que lo que sentí por ti desde el primer momento en que te vi no lo había sentido hasta ese momento. Lo llaman amor a primera vista. Yo lo llamo amor a primera risa o mirada. Pero se me adelantaron. Ella fue más atrevida que yo. Más todo que yo. Pero aun así no puedo dejar de pensarte. De soñarte. De querer tenerte conmigo en cualquier lugar, en cualquier otra parte a donde me quisiera llevar. Tan solo espero que algún día no muy tardío me sepas mirar como yo te sé mirar. Porque me di cuenta de que tu no eras cualquiera, de que no eras como un niño chico…y solo espero que si eso te pasa no sea demasiado tarde para los dos. Mientras, la música me ayudará a olvidarte y recordarte a partes iguales…

Leave a Reply

Anterior

Valores intangibles

Siguiente

Nadie me puede prohibirte