Dí Capacidad

Mi Vida Académica (I)

Hola bellos y bellas…

Hoy me gustaría empezar a contaros cómo ha sido y es mi formación académica. Lo iré contando a través de varios post. Este en concreto tratará sobre el tiempo que pase en la guardería y mi etapa escolar hasta Secundaría.

Con tres añitos iba a una guardería que se llamaba Sueños. Iba con mi hermano. Estuve en ella hasta los 4 añitos. La verdad es que es una etapa de la que no guardo casi ningún recuerdo propio, a veces se me viene algún flash a la cabeza cuando veo fotos… pero poco más…Pero lo que si os puedo decir es que mi madre desde el comienzo de mi vida como estudiante ha intentado que ésta fuese lo más normalizada posible.

Cristina Chacón – Guardería

A los cuatro años entré en el colegio Compañía de María de A Coruña. Curse estudios desde Infantil hasta Secundaria. Guardo recuerdos de todo tipo. Fue una etapa muy importante para mí. Cuando entre a formar parte de la Compañía recuerdo no era accesible, lo fueron adaptando a medida que yo pasaba de curso o etapa o si tenía alguna necesidad. Y me hace ilusión que a día de hoy sea uno de los centros educativos de referencia en accesibilidad para personas con diversidad funcional que quieran tener una formación inclusiva puedan acceder a ella en la ciudad en la que me crié gracias a que mi madre insistió en ello. Cada septiembre había una rampa nueva, un baño con barras nuevas (o uno completamente nuevo) y hasta cambiaron por completo el ascensor. Y me llena de orgullo haber sido la causante de ello.

Los años de infantil los recuerdo con mucho cariño. Hacíamos funciones de teatro. Y nos pasábamos el día dibujando jugando y aprendiendo a sumar y restar. Recuerdo que siempre tenía un profesor o profesora de apoyo conmigo. Siempre estaba con ellos en la clase haciendo ejercicios manuales con plastilina o escribiendo en el ordenador. Después llegó primaria: aprender a multiplicar y dividir, escribir con bolígrafo (algo que recuerdo me hizo muchísima ilusión, me sentía mayor). Excursiones, fiestas del colegio, visitas escolares y, como no, alguna que otra operación…que ocasionó que toda mi vida académica se ralentizase, la Navidad, los carnavales, los finales de curso y de ciclo… Pero los estudios empezaron a ponerse serios en secundaria. Recuerdo esos cuatro años como la etapa más dura: una operación en primero, situación que me hizo ir a destiempo en algunas asignaturas (ya desde primaria), pero lo fui sacando con la ayuda de tutores, profesores  – particulares tanto en clase como en casa – y gracias a mis compañeros y amigas. Y mucho mucho esfuerzo. Porque a todo esto debéis sumarle cientos de horas en el hospital, en rehabilitación, y en diferentes actividades para “mejorar” o al menos intentar mantenerme físicamente lo mejor posible desde que nací.

COMPAÑIA DE MARÍA – A CORUÑA

Sin duda mi etapa en la Compañía es una época que siempre recordaré. Me ayudó a formarme no solo en conocimientos sino también como persona. Todo un conjunto de experiencias y de aprendizaje que me hicieron elegir el camino que me hizo llegar a donde estoy hoy. Guardo muy buenos recuerdos de muchos profesores, compañeros, personal del colegio, profesionales que trabajan en él y me ayudaron de una manera increíble…

En la segunda parte sobre mi vida académica os contaré cómo y qué supuso mi cambio del colegio  al instituto en el bachillerato y me experiencia en la selectividad.

Mil besos…

1 Comment

  • Loli

    Ávida por conocer cómo lo has vivido.

    marzo 3, 2017 at 7:42 pm Reply
  • Leave a Reply

    Anterior

    Impermeable

    Siguiente

    CGV